lunes, 10 de noviembre de 2008

Duatló de Muntanya St. Feliu 09/11

A las 07.00 del domingo ya estaba en pie para prepararme para la duatló. Tenía todo el material preparado del día anterior y solo quedaba desayunar algo.

Salimos dirección St. Feliu: Antonio, Mireia, María y yo. Aparcamos cerca de la zona de salida y nos dirigimos hacia la carpa de entrega de dorsales. Mirando el listado de inscritos vi que no había mucha gente apuntada como en otras cursas a las que he asistido. Como está hoy en día los calendarios de pruebas, mitjas, 10 km, marxas, etc la cosa estaba repartida por Barcelona y alrededores.

Mi cuñado el dorsal 20 y yo el 19. Vamos a la zona de boxes para dejar el material: Una pista polideportiva con unas sillas de plástico sin numerar. Cada uno dejaba la bici y material donde había un hueco libre. Nos colocamos uno en frente del otro tomando como referencia unas canastas.


Calentamos un poco, realizan la charla de turno y sobre las 09.10 dan la salida. Esta duatló no estaba controlada por chip, entiendo que anotarían el nº en las diferentes llegadas a las transiciones, algún que otro control en la cursa y entrada final a meta.


Empezamos con una pequeña subidita que nos lleva a una zona asfaltada de unos 100 y pocos metros. Un señor nos va indicando donde tenemos que realizar el siguiente giro y adentrarnos ya en montaña. Le cosa empieza con algo de desnivel y el terreno muy irregular (ya no me acordaba que era esto de la montaña je je). Vamos mi cuñado y yo al mismo ritmo pero cuando paso por delante de un grupo que iba algo más lento que nosotros y miro hacia atrás veo que Antonio no ha pasado conmigo. Sigo tirando esperando que en pocos metros me cojiera. Da la casualidad que otro participante de la cursa llevaba exactamente la misma camiseta que el y va a la misma altura que nosotros, así que de “reojillo” pensaba que era mi cuñado.

La cosa se empieza a poner “chunga” en las subidas: Se iba más rápido andando que intentando correr, digo intentando por que lo que se dice correr no corría mucho (yo).

Sufro como un perro en la carrera a pie, tanto en las subidas como en las bajadas. En los últimos km de la cursa me encuentro con una bajada en la que hay que tener cuidado con las torceduras. Se me desabrocha la zapatilla y tengo que para colocarme bien el nuco y reforzar la de la otra zapatilla.

Llego a boxes con las piernas cargadísimas para coger la bicicleta. Me coloco el casco, las zapatillas, cojo un gel y una barrita. Vuelta al sufrimiento: Llega el sector que más me cuesta, la bicicleta de montaña.

Cuando llevo apenas un kilómetro y medio me encuentro a mi cuñado que vuelve caminando hacia la línea de salida. Le pregunto que le pasa y me comenta que se ha torcido el tobillo y que no puede seguir. Le comento si quiere que le acompañe y me dice que continúe. La verdad es que el terreno es bastante jodido y hay que ir con cuidado con los tobillo, sobre todo en las bajadas.

Tiro como puedo con la bici y me uno al grupo donde iba la primera chica clasificada. Van pasando los kilómetros y cuando llevamos un buen rato de subida, el que iba primero del grupo da marcha atrás y nos dice que vamos equivocados. Lo que faltaba!!! Nos hemos chupado un kilómetro de subida que no tocaba!!!

Tiramos hacia abajo y vemos la cinta donde se encuentra el desvío. En este momento ya nos han pasado bastantes participantes. Sigo tirando recuperando algún que otro puesto pero desquiciado por la subida que me he tenido que chupar. La verdad es que siguiendo al grupo ni me he fijado en donde se encontraba este desvío.

La chica que iba primera se encuentra en ese momento en tercera posición, aunque logró llegar en segundo puesto a la carrera.

Una última subida que se hace imposible subir a pie, no para mi, sino para todos los participantes que tenía alrededor. Una cuesta como nunca la había visto.

Llego a boxes y me encuentro a María, Mireia y Antonio haciendo fotos. Dejo la bici en boxes y salgo a correr los últimos 3,5 km como puedo.

Vuelvo a sufrir pero ahora no por las piernas cargadas sino por las rampas en cuadriceps y femorales. Voy a paso de tortuga.

Total que llego como puedo a boxes para recoger el material, la bolsa de recuerdos y el bocadillo de butifarra je je je

La posición en la prueba la pondré cuando aparezca publicada en la web pero avanzo que estaré de la mitad hacia abajo, abajo, abajo.

Conclusiones:

1. Debo entrenar más la BTT y las carreras por montaña. Durísimo!! No disfruto en este tipo de carrera y eso es debido a las bajadas, donde lo paso bastante mal.

2. Una pena que mi cuñado se lesionara en su debut en duatlones de montaña. Lo importante es que no es una lesión grave y en una semana ya estará recuperado.

3. Una pena el haber realizado 18 km y pico en lugar de los 15.5 km debido a la equivocación de no coger el desvío correcto.

4. Aunque la finalidad de las cursas, triatlones, etc, no es la bolsa del atleta ni mucho menos, hace ilusión el hecho de encontrarse una camiseta técnica conmemorativa de la prueba por el precio que pagamos. Bolsa bastante pobre.

5. Organización cojonuda y buen avituallamiento al final de la prueba, con mucha bebida y comida.

6. Tengo que pensarme más el hecho de apuntarme a algún duatlón de montaña. Je je je

Saludos,

5 comentarios:

Mario dijo...

Buenas TOni.....

uf.... pues si ya me costaba pensar en hacer algun duatlon, ahora más todavía!! Qué pereza!!!

Creo que me voy a poner a entrenar para los Tris de 2009.... voy a intentar hacer todos los que pueda.....

Ahora estoy mirando de hacer la Jean Bouin..... y aprovechando que hablas de la bolsa de obsequios.... cuesta 15 €!! Una carrera de 10 km, 15€!!! Es carísima!! Estoy por hacerla sin dorsal......

saludos,

Toni dijo...

Hola Mario,

Si tio, son duras la duatlones de montaña pero tienes que probarlo.

A mi me gusta más el triatlón. Lo he probado este año y me encanta, solo que espero mejorar mucho en natación que es mi punto flaco.

Yo tambien intentaré hacer los triatlones que pueda el próximo año a parte de carreras de 10 km, medias y el maratón de BCN. Coincidiremos seguro!!

Yo no creo que pueda hacer la Jean Bouin, pero la Sant Silvestre no me la pierdo. La verdad es que con algunas carreras se pasan. Si por lo menos la bolsa del atleta fuera decente, pero en algunas ni eso.

En la Jean Bouin dan una camiseta técnica asics y al finalizar un avituallamiento.

El precio de 15 € es más o menos lo que cuestan las cursas. En la SAnt Silvestre darán un cortavientos New Balance.

Un saludo y fuerza,

Gerard Jarabo dijo...

QUe pasa chicos!!!
Toni, no te desanimes con los du de montaña, que aún tenemos que participar juntos en unos cuantos. A la próxima a tope y a mejorar seguro. Supongo que tuviste un mal día. También estabas mal con lo del pie.
Y el resto del basuta team tb.
Cómo van las piernas?jejjej te cuesta ponerte los calcetines o subirte al coche??jejje, a mí sí!!!
Mario, te tienes que apuntar con nosotros.

Sí es cierto que se pasan con los precios, pero que vas a hacer!!
Pues correr sin dorsal!!!jejje

Saludos!!!

Toni dijo...

Hola Gerard,

Bufff, sufrí mucho en el duatlón. El pie lo tenía bastante bien respecto al resto de la semana.

Me presenté con mi cuñado a lo loco. Ninguno de los dos había entrenado por terrenos de ese tipo y la bici de montaña, olvidadísima.

Si me la preparo, puedo mejorar un poco pero no es mi terreno. Que digo, yo no sé ni cual es mi terreno pero te aseguro que la montaña no!!!

Tengo que empezar a centrarme un poco en distancia larga de asfalto de cara a la maratón de BCN y también combinarme este tipo de entreno con el Triatlón de larga distancia del próximo año.

Las piernas jodidísimas!! Todavía tengo agujetas. A ver si hoy puedo nadar algo y mañana empezar a correr.

Saludos,

Aitor dijo...

Animo Toni!!! Que todo ese tipo de bajones!!!

Lo importante es que tienes claros tus objetivos y eso es lo más importante, a pesar de que siempre tendrás las dudas de carretera y montaña!!! jajajajaj